El crimen de Emely Peguero no quedará impune

La joven asesinada Emely Peguero.

La joven asesinada Emely Peguero.

Doris Nouel Martínez, Revista Vínculos.- Ha ocurrido un crimen grotesco y horrendo, ante el cual no podemos ser indiferentes, ni quedarnos callados. En mi caso, no lo haré ni como madre ni como abogada ni como política. El asesinato de Emily Peguero y la aparición de su cadáver mutilado, dentro de una maleta ha conmocionado a toda la sociedad. Si se quiere no es algo que nos asombre, porque es uno, de tantos. De tanta sangre que nos baña día a día nos vamos acostumbrando al olor del hierro. Lo que preocupa y oprime la mente de los dominicanos no es qué pasó ni cómo, porque asesinar, matar, violar, robar viene siendo en el país, el pan nuestro de cada día. Lo que duele, lo que desgarra, lo que oprime es saber qué va a pasar con este caso, igual que otros cientos de casos, cuando el dolor, por la resignación, se aplaque.

Ya el pueblo empezó a dar su veredicto. Todo será puro teatro y dentro de unos meses, mesada por medio, los jueces y fiscales harán también su pan, todos conocemos ese pan amargo. La JUSTICIA, a la cena, no será invitada.

Los asesinos Marlon Martínez y su madre Marlyn Martínez.

Los asesinos: Marlon Martínez y su madre Marlyn Martínez.

Y ese es el asunto que debemos agarrar y apretar con las dos manos para que no se nos escape. Para que la familia asesina y ciertos jueces no se burlen de nosotros.

Que ciertas familias, por tener recursos y relaciones se sientan en impunidad. Al menos, los partidos demuestran tener civismo, hemos sabido que el PRD expulso a la señora Marlín Martínez de sus filas Y así debemos hacer todos.

Esta vez debemos centrarnos en que se haga JUSTICIA. Que los culpables sean sancionados como se corresponde y cumplan hasta el final. Sé que el presidente y la primera dama Cándida Montilla, y así ella lo ha manifestado, darán seguimiento a este abominable asesinato

Y esa es la posición, que nos unamos todos para que ni el miedo ni la amenaza ni un paquete de dinero se burlen, no sólo de este pueblo, sino también de nuestra policía y de sus detectives que tantas horas y días han dedicado a este caso.

Rastreando el cuerpo de la adolescente.

Rastreando el cuerpo de la adolescente.

Para que no se burlen de su Gobierno que ha invertido recursos en el rastreo y la investigación. Para que no se burlen del dolor de esos padres, que nada ni nadie les hará recuperar su pérdida.

Eso es hoy lo más importante dominicanos, dominicanas, queridos hermanos.

Que el juicio se haga lo más pronto posible. Que no se dilate para aplacar los ánimos ni la conmoción. Que el pueblo acuda en masa como observador y exija un castigo ejemplarizante para Marlín Martínez y su hijo Marlon Martínez, por el asesinato de la menor Emely Peguero, por provocarle un aborto inducido ya que la joven tenía cinco meses de embarazo.

Se trata de algo más profundo que el dolor o la impotencia, se trata de un BASTA YA DE IMPUNIDAD POR POSICIONES ECONÓMICAS O RELACIONES POLÍTICAS. Se trata de recuperarnos como pueblo, se trata de respetarnos como pueblo y eso sólo se consigue cuando la JUSTICIA se coloca en su justo lugar.

Share

Deja un comentario