Financiamiento para miel y yautía. Danilo Medina supervisa Nueva Barquita

[vsw id=”CgtSuMYB8iI” source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]
Danilo Medina habló con productores de miel y de yautía de la comunidad La Gina, Santo Domingo Norte, en su visita sorpresa de este domingo a quienes expresó su solidaridad y les aprobó financiamientos para relanzar la producción.
suplemento_doble x

Luego se dirigió al proyecto La Nueva Barquita para supervisar los trabajos de construcción de las viviendas que alojarán a unas 1,620 familias de ese sector de Santo Domingo Norte que sufren los rigores de recurrentes inundaciones y tienen que ser evacuadas.

Al dirigirse a residentes de La Gina, el jefe del Estado pidió, especialmente a los más jóvenes, que ayuden al gobierno a localizar a las personas iletradas para que se integren a los núcleos de alfabetización y aprendan a leer y escribir.

“Queremos que nos ayuden a despertar el interés de esas personas para que puedan aprovechar esta oportunidad”, dijo.

Tras escuchar las peticiones de grupos de productores de miel de abejas y de yautía, el presidente de la República les dijo: “Ahora voy a comenzar con un tema que me interesa: Quisqueya Aprende Contigo”.

En la recta final de la batalla nacional para liberar a la República Dominicana de analfabetismo. Que nadie se quede fuera
El presidente Danilo Medina reveló que de 851 mil personas que no sabían leer ni escribir, el gobierno y la sociedad dominicana ya han localizado y organizado 626 mil en núcleos de alfabetización, a través del programa “Quisqueya Aprende Contigo”.

Convocó a un esfuerzo nacional adicional para ubicar e integrar a las 225 mil personas mayores de 15 años que todavía no han tenido la oportunidad o el coraje de inscribirse para liberarse del analfabetismo.

El presidente de la República recordó que nos hemos fijado la meta de declarar a nuestro país “territorio libre de analfabetismo” en diciembre de este año y que la vamos a alcanzar. “Que nadie se quede fuera” dijo, recordando la consigna en este tramo final de la campaña que lleva ya 19 meses.

República Dominicana está en la recta final de una gran batalla para liberarse del analfabetismo.

Danilo Medina preguntó por quiénes de los presentes no sabían leer ni escribir, para de inmediato pedir el apoyo para llevar a un núcleo a las personas que aún no saben leer ni escribir.

“Lo que queremos es que no solamente los que están aquí, sino los que no, que los localicen y se organicen en núcleos. En diciembre termina este programa; quisiéramos que todo el que nosabe leer ni escribir aproveche esta oportunidad. Queremos que los más jóvenes se encarguen de buscar a las personas que no lo saben hacer”. Reconoció que muchos tienen miedo y otros tienen vergüenza.

“Nadie tiene que avergonzarse. ¡Que no se quede nadie! No importa que sean diez, veinte, cien, mil; para todos tenemos posibilidad de financiar su aprendizaje. Aprovechen esta oportunidad, se lo pedimos de corazón”, expresó.

Supervisa La Nueva Barquita
El presidente visitó también la construcción del proyecto La Nueva Barquita para alojar a las familias residentes bajo el puente que une a Los Mina con Sabana Perdida, a orillas del río Ozama. Aquí el presidente escuchó las explicaciones que le ofrecieron el ingeniero Omar Guzmán, superintendente del proyecto y de la arquitecta Patricia Cuevas, coordinadora de URBE.

La Barquita está conformada por unas 1,620 familias de tres sectores enclavados a orillas del río Ozama, a las que el gobierno busca readecuación integral mediante un modelo de transformación social y humano que los impactará positivamente.

Danilo Medina recorrió el lugar y visitó la vivienda modelo, un edificio de cuatro plantas con ocho apartamentos, que fue levantado en un mes y 12 días. Desde la segunda planta del edificio, elpresidente observó el lugar donde es construido también un Centro de Atención Primaria que dará servicios a los residentes en La Nueva Barquita.

En La Gina aprueba financiamientos para miel y yautía
El presidente de la República visitó la comunidad de La Gina, en Santo Domingo Norte, donde se reunió con miembros de la Asociación de Desarrollo Agrícola y Servicios Múltiples (ADASEMU), productora de miel, y la Cooperativa La Estrella, cuyos miembros se dedicaban a la siembra y cultivo de la yautía, actividad que tuvieron que abandonar por los efectos de las plagas que diezmaron sus cultivos.

Alfredo Reyes, presidente de ADASEMU, explicó al presidente que quieren modernizar esa actividad para hacerla más eficiente y rentable, en tanto que Rosa Gutiérrez, en representación de la Cooperativa La Estrella, solicitó apoyo para retomar un proyecto de siembra de yautía, cuyo cultivo tuvieron que abandonar porque sus plantaciones fueron afectadas por una plaga.

El presidente Medina escuchó a los presentes, tras lo cual aprobó los proyectos que serán financiados con recursos del Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA) y beneficiarán a once comunidades de La Gina.

No ando regalando dinero
Tras aprobar los proyectos y arengarlos sobre la necesidad de que participen en los núcleos alfabetizadores, Danilo Medina dijo: “nosotros no andamos improvisando estos proyectos; primero son evaluados por el FEDA. Yo no ando regalando dinero, es prestando ayuda. Ese financiamiento que hacemos es con dinero del Estado, dinero del pueblo dominicano en su conjunto”.

Indicó que los pequeños productores muchas veces no pueden ir a la banca formal a solicitar préstamos, porque no califican, lo que los obliga a obtener financiamientos informales a tasas de hasta un 20% mensual, equivalente a un 240% anual.

“Por eso a través del FEDA estamos desarrollando este programa. Para atender las necesidades de las personas que no pueden acceder al sistema financiero, lo estamos prestando al 5% anual, que es 0.41% mensual, que les permita a ustedes hacer las inversiones, pero que al mismo tiempo se pueda devolver”, agregó.

El presidente de la República sostuvo que si el dinero retorna, “entonces tenemos la posibilidad de ayudar a más gente pobre que lo necesita. Si aprobamos estos proyectos, tiene que ser con el compromiso de que ese dinero va a retornar al Estado dominicano. Lo que queremos es que ustedes tengan ingresos permanentes para vencer la pobreza y que no se la transfieran a sus hijos en el futuro”.

Manifestó que su interés es que la gente sea dueña de su propio destino, y que cuando tengan la oportunidad de tener tierra produciendo y de vender en el mercado, “entonces son los dueños de su propio destino. Yo quiero poner la primera piedra para que ustedes arranquen en ese camino de prosperidad”.

Share

Deja un comentario