República Dominicana: Designan nueva ministra de salud publica

Altagracia Guzmán Marcelino, Nueva Ministra de Salud y Vice
Presidenta del Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS)

altagracia_guzman

Altagracia Guzmán Marcelino, Nueva Ministra de Salud

ADIDA.- El presidente Danilo Medina destituyó a Freddy Hidalgo Núñez como Ministro de Salud Pública y en su lugar nombró, mediante el decreto 380-14, a Altagracia Guzmán Marcelino, que se desempeñaba como directora del Seguro Nacional de Salud (SENASA)

La Dra. Altagracia Guzmán Marcelino, pasa a ocupar el cargo de Vice Presidenta del Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS), lo que impulsará el sistema de seguridad social por su experiencia, tanto en SENASA, como el mismo cargo de Ministra de Salud Pública, cargo que había ocupado anteriormente.

La doctora Altagracia Guzmán Marcelino asume el Ministerio de Salud con un sector crispado por una investigación que para el Colegio Médico Dominicano (CMD),los gremios de la salud, sociedades médicas como la de pediatría, así como para amplios sectores de opinión, los resultados informados por ella misma tienen el trasfondo de exculpar al Gobierno y las políticas públicas de salud.

Y es que hay un cierto consenso en el sentido de que lo ocurrido en el hospital infantil Robert Reid Cabral con la muerte de once niños en el fin de semana del 3 al 5 de este mes, es un simple ejemplo del descalabro de la salud en el país, sobre todo del sistema público, ya que las estadísticas dicen que en ese centro el promedio de fallecimientos de bebés es de cinco por día, mientras que en muertes infantiles la República Dominicana supera el promedio de América Latina.

Hasta el día 6 de septiembre, según la Dirección General de
Epidemiología, en el país habían muerto 2,072 niños antes de cumplir los 28 días de nacidos, lo que significa ocho muertes de infantes al día, así como 115 madres parturientas en edades entre los 17 y 35 años.

Crisis en el sector Salud
Altagracia Guzmán Marcelino se enfrenta a un sistema de salud que
apenas tiene asignado como presupuesto el 1.8% del producto interno bruto (PIB) del país, y al cual hay que descontarle cerca del 0.3% para destinarlo a Promese y otras instituciones.

El Colegio Médico Dominicano (CMD) y los gremios de enfermería han denunciado que a nivel nacional los hospitales se están cayendo a pedazos y que el desmonte de la cuota de recuperación ha
desbordado la capacidad de los centros para brindar servicios, ya que no se tomó en cuenta que la medida generaría un aumento en la
demanda por parte de la población. A la vez los hospitales se sumergen en deudas y concomitantemente aumentan las quejas de la población por los malos servicios.

Ejemplo de la situación en el sector son las Unidades de Atención
Primaria (Unap), en las que generalmente hacen falta los insumos más elementales y aún de día no pueden brindar los servicios requeridos por los prolongados cortes de energía eléctrica y la falta de baterías para los inversores.

La debilidad del sistema quedó evidenciada con el reciente brote de
chikungunya, que en días arropó el país y según el CMD afectó a más
de dos millones de personas, pero Salud Pública dice que fueron menos de 500,000.

Pedro Sing, presidente del CMD, ha declarado que las designaciones de nuevas autoridades no resuelven la crisis que hay en el sector, y en sentido similar se refirió la Sociedad Dominicana de Pediatría, tras afirmar que un cambio de las autoridades de salud no soluciona las deficiencias que arrastran los centros públicos de salud.

gana_dinero_en_serio

Deja un comentario