El Papa Francisco a los pies de la virgen de la Caridad del Cobre

PaEl Sumo Pontífice fue recibido por los cubanos en el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre bajo un torrencial aguacero. Desde el pasado 8 de septiembre no llovía en esa zona.

El Papa Francisco dedicó una oración íntima hoy a la Virgen de la Caridad en su Santuario de El Cobre, en esta ciudad del oriente cubano, con un mensaje de esperanza y sostenimiento a las familias, niños y jóvenes.

A la evocación del amor derramado sobre los corazones de los cubanos dentro y fuera de la Patria como símbolo de esperanza y  comunión fraterna imploró el Santo Padre, sentado frente a un altar engalanado con velas y flores para la sacralidad del momento.

Siempre acompañado por Eugenio Granado, sacerdote de esa Iglesia y Dionisio García, Arzobispo de Santiago de Cuba, el Sumo Pontífice ofrendó un florero de plata laminado con el escudo de su Santidad, con flores blancas y amarillas de cerámica y tallo también de ese precioso metal.
Al unísono encendió un gran cirio al lado de la imagen adorada de la Virgen mestiza, bajada de su pedestal hasta el altar, en el  mismo lugar que lo hiciera el Papa Benedicto XVI, durante su viaje en el 2012 cuando colocó a la Caridad una rosa de oro.

Quédate con los que sufren, ilumina las mentes, renueva tu amor, anima y conserva la fidelidad para anunciar la alegría mediante la paz, fueron las palabras conclusivas del culto en el que siempre le acompañó el coro de conmemoración con el Ave María compuesto por Alfredo Morales, músico de la localidad.
Posteriormente besó a los niños que permanecieron en la Iglesia durante la ceremonia,  ellos le ofrecieron una imagen de la Caridad del Cobre que llevará a su viaje a los Estados Unidos y entregará a una comunidad de cubanos en ese país.

Un coro de infantes puso punto final a la jornada con una emotiva interpretación de la canción Yo vengo a ofrecer mi corazón, del argentino Fito Páez.
El Obispo de Roma comenzó aquí sus acciones pastorales con un  encuentro con la Conferencia de Obispos de Cuba, integrada por 15 autoridades católicas, en el antiguo Seminario de San Basilio el Magno, con el objetivo de confirmar su hermandad y compartir esperanzas.
Su Santidad pernoctará en la casa de descanso al lado del Colegio de San Basilio, y en horas de la mañana oficiará la Santa Misa dedicada a las Casas de Misión.

Share