Detectan a terroristas del Estado Islámico escapando disfrazados de mujer

huyenMiguel Fernández .- Damasco, 17 oct (PL) Integrantes del grupo terrorista Estado Islámico (EI) se están afeitando sus barbas y disfrazándose de mujer, empleando las tradicionales burkas femeninas musulmanas, para escapar de las zonas de combate y cruzar la frontera con Turquía.
Varios medios de prensa internacionales publicaron fotos distribuidas a través de las redes sociales donde se aprecian los restos de las barbas, y de elementos capturados con disfraces, en su intento de escapar de la zona de conflicto.
Según especialistas, a consecuencia de los bombardeos emprendidos por la aviación militar rusa, a partir del 30 de septiembre, y de la ofensiva terrestre desplegada por el ejército sirio, cientos de yihadistas abandonaron sus unidades, poniéndose en fuga a lugares más seguros.
El pasado 14 de octubre fueron detectados cientos de extremistas armados desplazándose hacia la norteña ciudad de Jirs al-Shougur, en la provincia de Idleb, para de ahí trasladarse a Turquía y abandonar las zonas de combate en territorio sirio.
La información fue difundida por el sitio digital de la televisora libanesa al-Manar, que cita fuentes locales de la ciudad de Idleb, ubicada a 320 kilómetros de esta capital, quienes confirmaron el movimiento de los extremistas armados, buscando librarse del fuego simultáneo de la aviación rusa y el ejército sirio.
Muchos de estos terroristas formaban parte de bandas que operan en el norte del país y que hasta hoy, han sufrido cuantiosas bajas y pérdidas en sus pertrechos de guerra.
Este hecho se produce también en la provincia de Hama, a 209 kilómetros al este de aquí, donde se detectó una retirada masiva y precipitada de los terroristas hacia localidades del norte, próximas a la frontera turca.
La semana pasada 558 armados se rindieron a las autoridades sirias, y al menos 258 buscados por las autoridades se entregaron en las provincias de Damasco, Idleb, Hama, Alepo, Hasaka y Deir Ezzor.
Otros 300 extremistas armados se rindieron al Ejército sirio en Hama, y hasta el 7 de Octubre último, 560 individuos depusieron sus armas en Damasco, Quneitra y Homs.

Tomado de Siria: Memorias de Damasco