Ejército sirio inicia semana con nuevas operaciones a gran escala

soldados sirios en combateMiguel Fernández / Damasco, 19 oct (PL) .- La semana inicia con nuevas operaciones militares a gran escala en diferentes provincias sirias, que continúan siendo escenario de una ofensiva militar decidida a expulsar a las bandas terroristas de los territorios ocupados.
En la provincia de Alepo, a 350 kilómetros al noreste de esta capital, las unidades de tierra, en cooperación con milicias de los grupos de Defensa Popular y la fuerza aérea, se logró recuperar el control de los poblados de al-Wadeehi, al-Sbeihiyeh, al-Qadara, al-Hweijeh y al-Jaberiyeh.
Después de expulsar a las bandas takfiristas que operaban en estas zonas, unidades de ingeniería continúan desactivando innumerables artefactos explosivos que fueron plantados por los terroristas en viviendas, edificios y establecimientos públicos.
Por su parte, la fuerza aérea siria bombardeó posiciones de los fundamentalistas en Tal Sabin, al-Halabiyeh, al-Dikwaniyeh, al-Mifilseh, Jib al-Safa, al-Sheikh Ahmad, al-Jadideh, al-Jaberiyeh y Rasm al –Abd, causando considerables bajas y destruyéndole su arsenal de guerra.
En la provincia de Deir Ezzor, a 461 kilómetros al este de aquí, los aviones de combate sirios atacaron campamentos rebeldes en la ciudad de al-Mriyeh, y en el poblado de Mheimdiyeh, causando importantes bajas en hombres y vehículos de combate.
La artillería atacó un convoy del grupo EI que se desplazaba por la carretera
de al-Jnaina, destruyendo un vehículo equipado con una ametralladora pesada y provocando la muerte de los ocupantes.
Otras operaciones especiales se desplegaron en la colina de Kroum y en las inmediaciones del aeropuerto militar, reportándose la muerte de varios armados y la destrucción de una pieza de artillería.
También se reportaron acciones combativas en la provincia de Hama, a 209 kilómetros al noreste de esta capital, donde perdieron la vida 45 terroristas en enfrentamientos en la zona de al- Raheel, cerca de la ciudad Salamiyeh, donde quedaron 23 vehículos de combate destruidos.
La aviación bombardeó asentamientos de los extremistas armados en los poblados de Al-Rawda, Jana al-Albawi y Abu al-Alaya ocasionando la pérdida de varios vehículos, algunos de ellos equipados con ametralladoras.
Trascendió además que la fuerza aérea rusa ejecutó 39 incursiones, con 60 bombardeos contra 51 objetivos del grupo terrorista estado Islámico (EI).
Entre los principales emplazamientos atacados estaban cuatro campos de entrenamiento, seis depósitos de armas y municiones, seis puestos de mando, 32 campamentos, dos búnker subterráneos y una batería de morteros en las provincias de Hama, Latakia, Damasco y Alepo.
El alto mando ruso explicó que aviones de asalto Su-24 destruyeron un depósito de armas del grupo EI en la ciudad de Salma, en la provincia de Latakia, mientras que cazabombarderos Su-34, atacaron con efectividad posiciones subterráneas de los yihadistas en las afueras de Talbiseh, en la provincia de Homs.
Una de estas instalaciones bajo tierra tenía una extensa red de túneles subterráneos, que permitía a los extremistas armados desplazarse a diferentes áreas de la ciudad.
También disponía de un pequeño taller-almacén para la fabricación de cohetes no guiados y un arsenal de municiones y artefactos explosivos improvisados, para llevar a cabo ataques terroristas y de sabotaje.
Fueron bombardeadas además posiciones del autoproclamado Ejército de la Conquista (Jaish al-Fatah) en las inmediaciones de Kafar Zita, en la provincia de Hama, donde los terroristas optaron por abandonar la zona de combate.
Los portavoces del Ministerio de Defensa en Moscú confirmaron también la destrucción de un punto importante de suministro de municiones, alimentos y combustible en las proximidades de Ghouta Oriental, en la periferia de Damasco.
La víspera comenzó la segunda fase del acuerdo de tregua pactado en la zona de Zabadani e Idleb, con la entrada de 23 camiones de ayuda humanitaria, alimentos y medicamentos en la zona de Masaya, y 10 camiones cargados de ayuda de socorro y abastecimientos en las aldeas de al-Foa y Kafraya.
En Alepo, aviones de la coalición internacional liderada por Estados Unidos bombardearon por segunda ocasión varias plantas eléctricas, dejando sin luz a casi la totalidad de la ciudad.

Tomado de Siria: memorias de Damasco