“PUERTO RICO ES COMO UN PAÍS SECUESTRADO”

José Antonio Quintana García.- En la antiquísima ciudad de Segovia, España, converso con el profesor boricua, quien ha vivido décadas en el extranjero, pero Puerto Rico sigue latiéndole en el pecho.

Docente en la especialidad de Sicología en instituciones de Estados Unidos, España, Finlandia y Chile, entre otras naciones, a principios de julio retornará, definitivamente, a su país natal.

Durante un descanso, mientras lo ayudo a empacar su biblioteca, hablamos de la situación actual de la isla caribeña, colonia estadounidense desde hace 118 años, y que es afectada por una profunda crisis económica.

Luis Muñiz Hernández, doctor en Ciencias de la Información

Luis Muñiz Hernández, doctor en Ciencias de la Información

¿Por qué Puerto Rico está al borde de la quiebra?

-“Hay que partir de la experiencia histórica de que ningún país colonizado desarrolla su economía para beneficio de sus ciudadanos.  Pasamos de la Santa Inquisición española al Friendly Fire (fuego amigo) de los norteamericanos. Fíjate que Estados Unidos se lleva a sus arcas cerca de 35 mil millones de dólares anuales. No está mal para un país en crisis. Ellos nos impusieron la Ley Jones, la cual exige el uso de costosos barcos norteamericanos (junto con su tripulación) para todo el transporte marítimo desde y hacia el continente. Es una medida que asfixia. Además, no comerciamos con otras naciones.

“El desmantelamiento de la sección 936 del Código de Rentas Internas, que otorgaba incentivos tributarios a empresas estadounidenses de manufactura que invertían y operaban en la isla determinó que varias empresas cerraran sus centros de manufactura, y, como consecuencia, aumentara el desempleo. No puede olvidarse que la caída en el precio de los inmuebles, la recesión en Estados Unidos y el duplicamiento del precio de la gasolina entre 2005 y 2012 también influyeron. Además es obligatorio cumplir con el salario mínimo instituido a nivel federal, aunque el nivel de ingresos es cerca de la mitad del estado estadounidense más pobre.

“La deuda pública aumentó cada año desde el 2000 hasta significar el 100% del producto nacional bruto.  Creció de tal manera que hoy se debe a instituciones financieras internacionales US$72.000 millones. Y no se está cumpliendo los compromisos con ellas. En este contexto el gobernador Alejandro García Padilla declaró que era impagable. Él ha dicho bien claro: ‘Los problemas estructurales, las sacudidas económicas y las débiles finanzas públicas han resultado en una década de estancamiento, emigración y deuda. Los mercados financieros alguna vez ignoraron esas realidades pero desde entonces han bloqueado el acceso normal de (Puerto Rico) al mercado. Una crisis se avecina’. Es como si se nos hubiera metido en un callejón sin salida.

El gobierno de Obama pretende solucionar esta situación mediante el establecimiento de la Junta de Control Fiscal.

-“Durante medio siglo hemos hablado, discutido, dialogado sobre el Estado Libre Asociado (ELA), algo que no existía. ¿Cómo se compensa, se corrige eso…? Hemos estado tanto tiempo respirando dentro de una mentira. Ahora nos ofrecen una Junta de Control Fiscal, esto sería la segunda parte, una versión intervencionista más sofisticada del ELA. Nos quitaría la poca autonomía que tienen las autoridades para gobernar. Su prioridad será recaudar dinero, favorecer a los bancos y no a los ciudadanos. Para apaciguar los ánimos Obama dice: ‘Entiendo que algunos en Puerto Rico están preocupados con este tipo de supervisión.  Pero siempre insistí que cualquier solución a esta crisis debe respetar los derechos democráticos del pueblo de Puerto Rico.  Y me comprometo a asegurar que los puertorriqueños estén bien representados en este proceso, de modo que podamos estar seguros de tomar las medidas que mejor le sirvan a la isla’.

Venezuela y la independencia de Cuba, Autor, José Antonio Quintana.

Venezuela y la independencia de Cuba. Autor: José Antonio Quintana. Precio 17.00 USD, incluye el envío. Solicítalo AQUI

 “Lo que necesitamos es una solución humana, que Puerto Rico se pueda incorporar a las Naciones Unidas para poder desarrollar su vida y su economía, lo cual hacemos desde 1948 como país reconocido por el olimpismo. El deporte asegura nuestra participación e identidad y la coexistencia con los demás pueblos. Resulta una aberración que a estas alturas todavía exista un país colonizado, sencillamente es una violación del derecho constitucional internacional”.

Recientemente el Comité de Descolonización de la ONU adoptó una resolución que demanda a Washington asumir su responsabilidad y permitir al pueblo boricua ejercer plenamente sus derechos como nación libre. ¿Se acercará el ansiado día?

-“Ahora hay un contexto más favorable. Recuerda que Estados Unidos ha ignorado 34 resoluciones similares. Escucha a la ONU solo cuando le conviene. América Latina y el Caribe han cambiado. Estados Unidos no puede seguir actuando con impunidad. Esta vez el proyecto fue copatrocinado, además de Cuba, que ha sido abanderada en nuestra lucha en el continente, por Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.

“Obviamente Washington no reconocerá plenamente nuestra situación. Pero internamente, ahora agudizado por la crisis, sigue fortaleciéndose la necesidad de ocuparnos de nosotros mismos. Es la solución verdadera a nuestros problemas. Cada día es más evidente, para el pueblo, que Puerto Rico es como un país secuestrado”.