El regreso, opera prima de Blanca Rosa Blanco

Jesús Dueñas Becerra.-

El regreso, ópera prima de Blanca Rosa Blanco

El regreso, ópera prima de Blanca Rosa Blanco

El regreso, con guión y dirección de la primerísima actriz Blanca Rosa Blanca y el escritor Alberto Luberta Martínez, es el título del largometraje exhibido en las salas oscuras de la capital cubana, sede del cuadragésimo Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, que se desarrolló del 4 al 14 de diciembre del año en curso.

Es la primera vez que la carismática artista dirige un audiovisual, en consecuencia, encontró en el cine una posibilidad de expresarse en imágenes y percibir al actor involucrado en un proceso diferente, que el público respeta y aprecia en toda su dimensión artístico-profesional.

Después de su experiencia actoral en los determinados filmes en los que ha desempeñado papeles protagónicos, la dirección cinematográfica siempre estuvo latente en ella como una posibilidad y ante la duda y la inquietud, se le presentó la oportunidad, y por ende, se expuso a esa prueba de fuego, de la que salió —¿quién lo duda?—indemne desde todo punto de vista

El regreso podría clasificarse —sin duda alguna— como un drama policíaco de suspenso que habla de género, del silencio de las mujeres y las consecuencias que ello implica.

La trama narra la historia de Patricia, una detective que viaja para comunicarle a la familia de Mariano la noticia de su deceso y se involucra más de lo esperado en la acción dramática, por lo que encontrar al culpable del asesinato se convierte en su principal objetivo, o mejor, en una verdadera obsesión.

Blanca Rosa, quien además protagoniza la cinta, incluyó en el elenco a figuras clave del cine cubano contemporáneo: los primerísimos actores Verónica Lynn, Premio Nacional de Teatro, Félix Lahera. Jorge Martínez, Jazmín Gómez y Osvaldo Doimeadiós, Premio Nacional del Humor (actuación especial), además de los versátiles artistas escénicos Yaite Ruiz, Carlos Enrique Almirante y Yadier Fernández.

Las actuaciones estuvieron a la altura de la excelencia artístico-profesional que caracteriza a los integrantes del elenco seleccionado por Blanca Rosa Blanco y Alberto Luberta Martínez para que les prestaran piel y alma a los personajes participantes en El regreso.

La película fue rodada durante siete semanas en Matanzas, ya que la Ciudad de los Puentes es poco fotografiada, y por consiguiente, requiere un espacio en el cine cubano, así como otras regiones del archipiélago cubano, poco representadas en el séptimo arte insular.

Share

Deja un comentario