Ian Holm, the scariest synthetic ever

Ian Holm, el “sintético” más aterrador de todos los tiempos

Norge Espinosa

Ian Holm, the scariest synthetic ever
Ian Holm, the scariest synthetic ever

Falleció a los 88 años Ian Holm, dejando una larga trayectoria en el teatro, la televisión, el cine… Y así como me gusta recordarlo como Bilbo Bolsón en la saga de Lord of the Rings, siempre que lo menciono vuelvo a su aparición como Ash, el androide encargado de deshacerse de la tripulación del Nostromo a fin de llevar a sus creadores la peligrosa criatura encontrada en el planeta LV-426. La revelación de su identidad y de sus propósitos proporciona a Alien, de la mano de Ridley Scott en 1979, uno de los puntos climáticos de la trama, que a estas alturas sigue siendo tan efectiva. En las secuelas, otros androides aparecieron, demostrando que la eficaz presencia de Ash y su intérprete se confirmaron como marcas propias de todo lo que Alien significa. Bishop, y Annalee, son otros “sintéticos” en esa secuencia de filmes. Pero Ian Holm fue más que Ash y que Bilbo. Se le puede recordar en Carrozas de fuego, en Greystoke, en El almuerzo desnudo, y en La locura del rey George. Siempre eficaz, como un buen actor inglés. Como lo fuera, también en Alien y más allá, John Hurt, a quien tengo en la lista de los que voy a seguir extrañando. Gracias a Ian, el más temible de todos los androides. Por eso, y por mucho más.


El señor de los anillos
El señor de los anillos

Ian Holm Cuthbert (GoodmayesIlfordInglaterra; 12 de septiembre de 1931-Londres, 19 de junio de 2020)1​ fue un actor británico con una trayectoria de más de cincuenta años de carrera en cine, televisión y teatro. Fue nombrado Comendador de la Orden del Imperio Británico (CBE) por la reina Isabel II.

En cuantos sus papeles cinematográficos, cabe destacar su papel en 1979 como el robot Ash en la película Alien, el octavo pasajero, de Ridley Scott, lo cual llevó su rostro a figurar entre las carteleras de los Estados Unidos, y Chariots of Fire (1981), donde interpretó al entrenador Sam Mussabini y que le valió un Premio BAFTA al mejor actor de reparto y el premio al mejor actor secundario en el Festival de Cannes, además de una candidatura al Óscar. En 1984 realiza un gran papel en Greystoke, la leyenda de Tarzán, el rey de los monos, como el capitán belga Phillipe D’Arnot, quien descubre y es el maestro de John Clayton (Tarzán).

Otro papel destacado fue el de Bilbo Bolsón en la trilogía épica que adaptó la novela El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien; obra que ya conocía por haber dado voz anteriormente al sobrino de ese personaje, Frodo Bolsón en el serial radiofónico de la novela que la BBC emitió en 1981. Retomó el papel de Bilbo anciano en El hobbit: un viaje inesperado, introduciendo el trabajo de Martin Freeman, que protagoniza la película interpretando al mismo personaje de joven. (Wikipedia)

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *