Knight es el fundador del Movimiento por la Extinción Humana Voluntaria, un grupo de personas que creen que lo mejor que los seres humanos pueden hacer para ayudar a la Tierra es dejar de tener hijos.

Buckley entrevistó a Knight en Portland y se sorprendió al encontrarlo curiosamente inspirador.

PORTLAND, Oregón — Para ser alguien que quiere que se extinga su propia especie, Les Knight es un ser humano muy alegre.

Les Knight, fundador del movimiento de Extinción Humana VoluntariaCredit...Mason Trinca para The New York Times
Les Knight, fundador del movimiento de Extinción Humana Voluntaria Foto de Mason Trinca para The New York Times

 

Muchas veces ha sido el anfitrión de fiestas para ver lluvias de meteoritos con fuegos artificiales en la azotea. Organizó un prolongado juego de cróquet desnudo en su jardín trasero, el cual, debemos decir, está cercado por arbustos de laurel de seis metros de altura. Ni siquiera Tucker Carlson es rival para su efervescencia. En 2005, durante una entrevista con Knight en MSNBC, Carlson lo criticó por adoptar la “más perversa” de las creencias, pero luego añadió: “Usted es uno de los invitados más alegres que hemos tenido”.

Knight, de 75 años, es el fundador del Movimiento por la Extinción Humana Voluntaria, que no es tanto un movimiento, sino un grupo informal de personas que creen que lo mejor que los seres humanos pueden hacer para ayudar a la Tierra es dejar de tener hijos.

Hace décadas, Knight añadió la palabra “voluntaria” para dejar claro que quienes se adhieren al movimiento no están a favor del asesinato masivo, del control de la natalidad forzado, ni tampoco alientan a nadie al suicidio. Su filosofía se refleja en su lema: “Que vivamos mucho tiempo y desaparezcamos”. Otra de sus consignas, una que Knight cuelga en diversas convenciones y ferias callejeras, es: “Gracias por no reproducirse”.

El 15 de noviembre, la Tierra se convirtió en el hogar de 8000 millones de personas. A pesar del descenso de la natalidad, se prevé que esta cifra aumente a 10.400 millones en las próximas décadas, debido, en gran medida, al aumento de la esperanza de vida y a la disminución de la mortalidad infantil.


  • Thanks for reading The Times.

Subscribe to The Times


La sudadera de Les Knitgh

Knight está entre quienes creen que la sobrepoblación es un factor fundamental de la crisis climática, pero esa idea puede ser más compleja. Los países pobres muy poblados, como la India, contribuyen relativamente poco a las emisiones per cápita de gases de efecto invernadero que calientan el planeta. Los países ricos con poblaciones comparativamente más pequeñas, como Estados Unidos, están generando la mayor parte de la contaminación que está provocando el calentamiento global.

“El problema que está cada vez más fuera de control es el consumo”, señaló John Wilmoth, director del departamento de población de Naciones Unidas. Él afirma que concentrarse en reducir la población como una posible solución para el cambio climático desvía la atención de la necesidad urgente de que todos abandonemos los combustibles fósiles y usemos los recursos de manera más eficiente. “Tenemos que transformar los incentivos económicos que nos permiten obtener beneficios cuando contaminamos el medioambiente”.

La idea de que se debe controlar el crecimiento poblacional también ha dado lugar a la esterilización forzada y a medidas que son inhumanas o que se han vinculado con teorías racistas, como la eugenesia.

Sin embargo, no es común encontrar a alguien que públicamente haga lo mismo que Knight, quien nunca tuvo hijos y se hizo la vasectomía en 1973 a la edad de 25 años. Más allá de defender el acceso universal al control de la natalidad y de oponerse a lo que define como fascismo reproductivo, o “falta de libertad para no procrear”, Knight afirmó que, a pesar de todos nuestros logros, los seres humanos son una verdadera calamidad para la Tierra.

“Vean lo que le hicimos al planeta”, dijo Knight una tibia mañana de este otoño durante una charla en su soleado jardín trasero. “No somos una especie buena”. Continúa leyendo…

 

 

 

 

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by CleanTalk Security