Dólar da motivos para sonreír sin importar lo que haga la Fed

dolarTodos los caminos conducen a un dólar más fuerte. Es la opinión que tiene en este momento Stephen Jen, cofundador del fondo de cobertura SLJ Macro Partners LLP, que pasó 13 años en Morgan Stanley donde contribuyó a desarrollar una teoría conocida como “la sonrisa del dólar”. Jen predice aumentos en particular respecto de las monedas de los mercados emergentes, independientemente de que la Reserva Federal logre o no elevar las tasas de interés sin desatar turbulencia en los mercados.

“Lo que tenemos ahora es una situación muy extraña en la cual la economía estadounidense continúa creciendo pero existe un alto riesgo de una liquidación financiera, y es realmente el entorno más positivo para el dólar”, dijo Jen, con sede en Londres, por teléfono el 9 de septiembre. “El dólar se sostendría en múltiples hipótesis”.

Los inversores que compraron la moneda para especular que la Fed ajustaría la política monetaria están viendo ganancias pese a que los mercados hacen retroceder las apuestas respecto del momento en que el banco central elevará las tasas de interés. El dólar avanzó contra las monedas de los productores de materias primas y los países en desarrollo desde la devaluación del 11 de agosto del yuan chino que alimentó el temor de que el crecimiento en la segunda economía más grande del mundo sea menor y provocó una caída global de las acciones.

Los analistas predicen que para fin de año el dólar se apreciará en comparación con todos sus pares de los mercados desarrollados excepto la libra, y la mayoría de sus contrapartes de los mercados emergentes.

El análisis de Jen se asemeja a su teoría de “la sonrisa del dólar”, basada en un gráfico que predice aumentos para la moneda más negociada del mundo cuando la economía estadounidense está creciendo con fuerza o en una regresión profunda.

Si bien la moneda estadounidense se debilitó en 2004 cuando la Fed inició su último ciclo de aumentos de las tasas, volvió a subir 8,7 por ciento frente a sus grandes pares al año siguiente cuando el banco central aumentó 2 puntos porcentuales su tasa de referencia. La moneda volvió a subir en 2008, en tanto el Bloomberg Dollar Spot Index avanzó 8,9 por ciento, dado que la crisis financiera global impulsó la demanda de activos de refugio. El índice está un 7,1 por ciento más arriba este año.

La tasa más baja de desocupación en siete años no consolidó una medida por parte de la Fed en septiembre debido a que la confianza también se ve impulsada por la agitación del mercado cambiario y de valores. El presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, dijo el 26 de agosto que, debido a la volatilidad reciente, el alza se había vuelto “menos imperiosa”.

La probabilidad de un aumento de 25 puntos básicos en la reunión de la Fed los días 16-17 de septiembre cayó el miércoles hasta 28 por ciento desde 54 por ciento un mes antes.

Tomado de Bloomberg News

Share